martes, 19 de septiembre de 2017

2017, un nuevo año

2017: un nuevo año y un antiguo oficio:narrar cuentos.
Treinta años de cuentos


Este año 2017 es especial para mí. Hace 30 años tomaba un taller de Narración oral con Daniel Matto y a partir de ahí un nuevo camino se abrió en mi vida. Junto con otras narradoras: Ana Bovo, Baby Fernández Cid, Miriam García, Juana La Rosa, Marta Lorente, Delia Maunás creamos el grupo “Los cuenteros” y comenzamos a narrar en escuelas, librerías y en el Celcit.  


Como profesora de Literatura estaba trabajando desde hacía tiempo. Los libros y la lectura fueron siempre mi pasión. La Narración oral vino a unir todo eso con la necesidad de trasmitir el gusto por la literatura de otra manera. Cuando en un cuarto año del turno tarde, era un cuarto especializado en biología, conté un capítulo de don Quijote, un alumno,  se levantó de su banco y me dijo: “¡Profesora! ¡Es la mejor clase de Literatura que tuve!

En el Celcit, una de "Los cuenteros"
Entonces, comencé a narrar para adolescentes, un público poco acostumbrado a escuchar cuentos. Y fue muy estimulante. También para niños y adultos.
A partir de entonces hice talleres con varios maestros de la NO que vinieron al país como Garzón Céspedes y Marco Baliani y también maestros de teatro como Inda Ledesma que junto con su hija Vanina Fabiak nos dirigieron en “Y abrir grandes los ojos…” junto a la narradora Juana La Rosa. Claudio Hochman nos dirigió en “El peregrino de amor” un espectáculo para adolescentes al igual que “Latinoamérica en cuentos” entre otros.
Y luego los unipersonales para adultos como “Cuentos asombrosos”Por los caminos de España I y II”,” Con sabor a chocolate”, “El pecado original y otros cuentos de mujeres”, “Ajuares de boda”, “Voces de mujeres que no cuentan”, “Lo imperfecto del amor”, “Siempre Buenos Aires”, “España con nosotros a la hora del té” con excelentes directores como Héctor Malamud, Marcelo Mangone y Herminia Jensezian. De todos ellos, fui aprendiendo y haciendo mi propio camino.




 Fui Premio Pregonero a Narrador en 2000. Fui miembro fundadora de la Comisión del Encuentro de narradores hasta el año 2013. ¡Un trabajo exigente y hermoso ya que la expansión del arte de narrar fue enorme! Trabajé en el Museo Larreta muchos años dando espectáculos para adultos. Gracias a los cuentos pude viajar por el país y también al exterior y conocer personas y narradores con los que todavía hoy cultivo una amistad como Mayra Navarro, Xavier Docampo, Beatriz Falero, Maricuela solo por nombrar algunas.








Desde hace cinco años coordino un grupo de narradoras llamado “Mundos Escondidos” con el que hicimos varios espectáculos alrededor de un eje temático: el amor, el tango, el misterio, la lectura etc. Descubrimos que contar cuentos de esta manera es ofrecer originalidad, calidad y un panorama de autores excelentes a los cuales trasladamos a la oralidad de una manera respetuosa y dinámica.
Este año fue difícil para mí en lo personal, pero no quiero dejar pasar este aniversario. Treinta años son muchos, no pueden pasar desapercibidos. Por eso decidí hacer una pequeña historia de mi vida como narradora, siempre en el camino, siempre en la búsqueda teniendo presente que una historia bien contada es capaz de abrir un mundo nuevo.
Algunas fotos de los espectáculos y algunos videos. Cada uno de ellos es una parte de mí, de mis preferencias, de mis gustos literarios y también algo de mi vida como “Ajuares de boda” por ejemplo que toma parte de mi infancia pueblerina como nieta de familia de inmigrantes italianos, sus costumbres e historias. 

¡Cumplo 30 años con la narración! el fuego de la hoguera sigue intacto, siempre en la búsqueda, nunca llegando, siempre en el camino...



Este año continuaré trabajando con el grupo "Mundos escondidos" en la coordinación y dirección de espectáculos corales y también reponiendo los que ya han sido estrenados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Feliz año 2015

Feliz año 2015
Picaflor en reposo